Voluntariado extraordinario con Irene Villa y personas con discapacidad en Madrid

por | 20/01/2020

La Fundación Irene Villa ha iniciado un nuevo proyecto dentro de la nueva etapa que acaba de comenzar. Se trata de un “voluntariado extraordinario” donde los protagonistas son las personas con discapacidad y los mayores, cuyo objetivo es establecer vínculos entre ellos y fomentar el aprendizaje mutuo. 

Durante las Navidades de 2019, cerca de 30 personas con discapacidad han impulsado el primer Voluntariado Extraordinario en Madrid. Por un lado 15 usuarios de la Fundación APAI y por otro 12 usuarios de la Asociación a favor de las personas con discapacidad de Tres Cantos (AMI-3) han amasado y cocido docenas de ejemplares de la Flor Dulce, un bollo creado por la Fundación Irene Villa hace ya cinco años.

Como parte del Voluntariado Extraordinario, las personas con discapacidad han realizado una merienda navideña con este dulce para los mayores de la Residencia Santísima Virgen y San Celedonio en Madrid, en una tarde donde han compartido tiempo y anécdotas en una agradable jornada juntos.

En las actividades también ha estado presente la periodista y conferenciante Irene Villa, quien ha participado de cada una de las acciones, amasando y cocinando dulces y escuchando las historias de todos los participantes. Como ella misma recuerda, “es maravilloso ver a tantas personas extraordinarias dando lo mejor de sí, involucradas para hacer felices a los mayores, que tanto han hecho por los demás toda su vida”.

Lo característico de este voluntariado extraordinario es que está realizado por “personas con discapacidad, que no son ordinarias sino extraordinarias y son, generalmente, las beneficiarias de los voluntariados”.  En este caso es a la inversa, como apunta Irene, “las personas con discapacidad son las voluntarias que ofrecen un servicio con su mejor voluntad y el propósito de demostrar su valía.”

Tal y como recuerda la directora de la Fundación Irene Villa, Virginia Villa, “esta actividad surge porque somos conscientes de lo mucho que han hecho por nosotros nuestros mayores y queríamos ofrecer este pequeño homenaje de agradecimiento”. Además, gracias a esta iniciativa “hemos disfrutado y aprendido muchísimo y esperamos que sirva para establecer vínculos entre los participantes y poder repetir la visita en más ocasiones”.